DCP: ¡Es Temporada de Mejoras para el Hogar!

¡Es Temporada de Mejoras para el Hogar!

 

A medida que se acerca el verano y el clima se calienta, uno empieza a ver las cosas que {man cutting a board} necesitan ser arregladas, pintadas o quizás remplazadas.
 

Si los requerimientos de construcción, reparaciones, trabajos de electricidad y plomería están más allá de la capacidad de aquella persona habilosa de su hogar, quizás necesite buscar un contratista experto fiable. A veces, esa persona ya hizo trabajos para su familia o vecinos y es altamente recomendado.

A veces se los puede encontrar en las páginas amarillas, o a través de uno de los muchos sitios de referencia en línea, o quizás vea un letrero anunciando sus servicios en algún lugar público.

No importa donde los encuentre, el Comisionado de Protección al Consumidor (DCP), William Rubenstein, sugiere que usted “tome su tiempo, haga algunas investigaciones, y asegúrese de que el contratista esté correctamente registrado para trabajar en Connecticut.”

Según la ley, un contratista de mejoras para el hogar es cualquier persona que realiza trabajos de mejoras en propiedades residenciales arriba de $200 y cuando el precio efectivo de todo el trabajo realizado en un año es de más de $1.000. Todos los contratistas deben estar registrados en el Departamento de Protección al Consumidor y se adhieren a ciertos requisitos que protegen a los consumidores.

Al seguir estos simples pasos se asegurará que usted y su contratista estén protegidos:

  1. Confirme que el contratista esté registrado con el DCP – deberá portar una tarjeta de bolsillo con su número de registro y fecha de caducidad.
  2. Obtenga más de una oferta y asegúrese de que todas las ofertas contengan la misma calidad de materiales y plazos. La oferta más baja no siempre es la mejor. Pida referencias.
  3. Pregunte a su funcionario local de construcciones sobre permisos. (¡Incluso si usted o un familiar está haciendo el trabajo!) Es su responsabilidad obtener el permiso de construcción correspondiente.
  4. Asegúrese que si el trabajo está siendo realizado por trabajadores cualificados, como electricistas, fontaneros, o aquellos que trabajan con calefacción, deben portar las licencias ocupacionales apropiadas para Connecticut. Si algo sale mal, usted no tiene ningún recurso si el trabajo no fue hecho por un trabajador con licencia adecuada.
  5. No se olvide pedir una prueba de seguro de responsabilidad civil e indemnización laboral.
  6. No pague en efectivo por adelantado, además es perfectamente posible negociar el pago final en 3 o 4 pagos que reflejen el progreso de la obra.

Por lo general, el trabajo se hace correctamente y usted espera recomendar al contratista a sus amigos y vecinos, pero a veces las cosas salen mal, y no es posible llegar a un acuerdo con el contratista.

El Fondo de Garantía de Mejoras para el Hogar está disponible a través del Departamento de Protección al Consumidor en caso de que sufra daños y perjuicios y su contratista registrado de mejoras para el hogar no sea capaz de repararlo. Después de conseguir una sentencia judicial, usted puede calificar para una restitución de hasta $15.000 por contrato. Escriba a dcp.frauds@ct.gov para más información sobre el Fondo de Garantía.

Para más información sobre asuntos del consumidor, visite www.smartconsumer.ct.gov.

Este artículo fue escrito por Catherine Blinder, Jefe de Educación y Directora de Extensión del Departamento de Protección al Consumidor del estado de Connecticut. Para aprender más sobre cómo el Departamento de Protección al Consumidor puede ayudarle, visita en línea en www.ct.gov/dcp


Content Last Modified on 9/22/2014 2:08:00 PM