DCP: Comprenda las opciones que tiene al evaluar un contrato de combustible para calefacción

{Press Header}

Agosto de 25 de 2015

 

Comprenda las opciones que tiene al evaluar un contrato de combustible para calefacción

 

HARTFORD, agosto de 25. Es posible que durante el verano la mayoría de las personas no estén pensando en el combustible para calefacción. Sin embargo, la elección de una empresa de combustible para calefacción del hogar para el próximo invierno no debe ser una decisión de último momento. En las próximas semanas, los propietarios recibirán correspondencia de empresas con ofertas de combustible para calefacción. Los anuncios en la radio, la televisión, la Internet y las redes sociales alentarán a los consumidores a “congelar” sus planes de combustible. Si ya estableció una relación con un proveedor de combustible para calefacción del hogar en quien confía, no debe tener muchas inquietudes. Pero los planes de combustible para calefacción tienen variables y riesgos que debe analizar detenidamente hoy para ahorrarse grandes preocupaciones más adelante.

 

“Lea y comprenda todas las condiciones de cualquier plan de combustible para calefacción que se le ofrezca”, recomendó hoy Jonathan A. Harris, comisionado del Department of Consumer Protection (Departamento de Protección del Consumidor). “Solo usted puede decidir si un plan ofrece condiciones que se ajustan a su situación en particular. Recuerde que al firmar un contrato con una empresa de combustible, suscribe un contrato al que estará sujeto durante los próximos meses”.

 

Algunos comerciantes de combustible para calefacción ofrecen programas de protección de precios por medio de contratos de precio fijo, contratos de precio límite, programas de compra con anticipación y planes de presupuesto. Antes de celebrar un contrato, asegúrese de comprender todas estas opciones.

 

Por lo general, en un “contrato de precio fijo” usted acepta pagar un determinado precio por galón de combustible o propano durante la temporada de calefacción. El precio se acuerda por adelantado y no se cambia, incluso si el precio de “mercado” del combustible fluctúa. Si los precios de mercado efectivamente suben durante la temporada, ahorrará dinero. Si bajan, deberá continuar pagando el precio convenido.

 

 Un “contrato de precio límite” establece un tope al precio máximo por galón que pagará durante el plazo del contrato, lo que posiblemente le permitirá pagar un precio menor por galón cuando los precios de mercado caigan por debajo del precio límite.

 

Un “programa de compra con anticipación” le permite pagar el combustible hoy y recibirlo más adelante. En un “programa de compra con anticipación”, usted y la empresa de combustible acuerdan, antes de la temporada de calefacción, el precio y la cantidad de combustible que comprará para esa temporada. Es decir, compra el combustible con anticipación. De esta manera, tendrá derecho a reclamar dicha cantidad de combustible durante el período de vigencia del contrato y esperar que se lo distribuyan. Si bien puede ahorrar dinero con un programa de compra con anticipación, esta opción también puede resultar riesgosa.  Ha habido casos en que las empresas calcularon erróneamente el precio o el abastecimiento y se quedaron sin combustible o incluso salieron del mercado y, como resultado, los clientes de los programas de compra con anticipación quedaron desamparados. Además, al comprar combustible con anticipación, tenga en cuenta que los mercados mundiales de combustible están en constante fluctuación y que, si bien puede parecer que los precios actuales no podrían estar más bajos, es posible que al final ese no sea el caso. Los precios del combustible en Connecticut estuvieron en realidad más bajos en diciembre de 2014 que lo que habían estado durante los meses previos al invierno. Cuando compra el combustible por anticipado, se compromete a pagar ese precio incluso si bajan los precios de mercado.

 

Por ley, los contratos de compra con anticipación solo pueden firmarse entre el 1.º de abril y el 31 de octubre.  No se pueden celebrar contratos de pago con anticipación durante la temporada de calefacción, que va desde el 1.º de noviembre hasta el 31 de marzo.  Esta limitación ayuda a proteger a los consumidores para que las empresas no los utilicen deslealmente para suministrar dinero en efectivo a un negocio en problemas, con un riesgo elevado de que no reciban el precio o el combustible que negociaron.

 

Un “contrato con plan de presupuesto” suele requerir un pago fijo mensual, independientemente de la cantidad de combustible o propano que use durante el plazo del contrato, que suele ser de un año. El total que gasta en combustible durante el año puede ser el mismo de siempre, pero sus pagos se dividirán en 9 a 12 meses, en lugar de realizarse todos a la vez durante el invierno. El combustible de un plan de presupuesto puede evaluarse según el precio de mercado durante el día de distribución o puede ser parte de un plan de precio fijo o precio límite.

 

Muchos de los comerciantes exigen un pago por adelantado a los clientes para que reúnan los requisitos a fin de participar en estos programas de protección de precios. Consulte a su empresa de tarjeta de crédito para confirmar que, si paga por este medio, tendrá derecho a recibir pagos de compensación si el combustible para calefacción no se distribuye conforme al contrato.

 

“Antes de firmar un contrato con una empresa de combustible, léalo detenidamente”, advirtió Harris.  “Siempre debe ser precavido con lo que firma. Los contratos deben realizarse por escrito y deben redactarse de manera simple. Si no puede comprender lo que dice el contrato, pídale a alguien más que lo revise antes de firmarlo. Una vez que firma un contrato, queda sujeto a sus condiciones”.

 

Guarde una copia del contrato y de cualquier solicitud o anuncio publicitario de la empresa que se hayan adjuntado a la oferta. El contrato debe incluir, como mínimo, los siguientes cinco puntos.

  • El monto total que el consumidor debe pagar a la empresa.
  • Las fechas de inicio y finalización del contrato.
  • El número máximo de galones que deben entregarse al consumidor.
  • Las medidas que tomó el comerciante para asegurarse de que dispondrá de la cantidad suficiente de combustible para cubrir todos los contratos de protección de precios.

Todo contrato de combustible que firme puede exigirle que pague a la empresa de combustible el monto total de contrato, incluso si decide rescindirlo y negarse a recibir el combustible no distribuido.

 

Una vez que alcance los galones que se le asignaron o se cumpla la fecha de finalización del contrato de combustible, la empresa podrá seguir suministrándole combustible a la tarifa de mercado. Debe notificar a la empresa por escrito si desea interrumpir el suministro luego de concluido el contrato.

 

No todas las personas consideran que los contratos de combustible son beneficiosos, pero si opta por elegirlos, tómese el tiempo de leer el contrato completo antes de firmar. Si en algún momento considera que el comerciante de combustible no cumple con las condiciones del contrato o actúa de manera desleal o fraudulenta, envíe un correo electrónico con información sobre el problema al Department of Consumer Protection a dcp.foodandstandards@ct.gov o una carta a la siguiente dirección: Department of Consumer Protection, Food and Standards Division, 165 Capitol Avenue, Hartford, Connecticut 06106.

 

Si desea obtener información adicional importante sobre los contratos de combustible para calefacción, consulte el folleto informativo del Department of Consumer Protection en Contratos de combustible para calefacción: lo que debe saber antes de firmar .

 

-fin-

 

 
Media Contact: Claudette Carveth
860-713-6022
 


Content Last Modified on 9/16/2015 9:42:26 AM