DCP: No todo es juego y diversión: Los juegos en la piscina requieren de la supervisión de un adulto

{Press Header}
 

9 de junio

 

No todo es juego y diversión: Los juegos en la piscina requieren de la supervisión de un adulto

 

HARTFORD, 9 de junio – Mientras aumenta la temperatura, el Department of Consumer Protection (Departamento de Protección al Consumidor) les recuerda a las familias y a los cuidadores que es fundamental para la seguridad de los niños supervisarlos cuando se encuentran cerca del agua.
 
“Vigilar a los niños en la playa o en la piscina del jardín no es nada fácil para los padres, ni debería serlo”, dijo hoy William M. Rubenstein, comisionado del Department of Consumer Protection. “Cada día, diez personas mueren ahogadas en los Estados Unidos, incluidos dos niños de 14 años o menos. Cada día, se lleva a diez jóvenes que se salvaron de morir ahogados a los departamentos de emergencias de los hospitales para tratar lesiones por sumersión que podrían causar daño cerebral grave y discapacidades a largo plazo”.
 
Las investigaciones muestran que entre los factores que afectan el riesgo de ahogamiento se encuentran:

  • Falta de habilidad para nadar: la participación en clases formales de natación reduce el riesgo de ahogamiento accidental entre niños de uno a cuatro años.
  • Falta de barreras: las barreras, tales como el cercado de piscinas, impiden que los niños tengan acceso inadvertido a la zona de la piscina.  Una cerca de aislamiento de cuatro lados (que separa el área de la piscina de la casa y el jardín) reduce el riesgo de ahogamiento de un niño en un 83 % comparado con el cercado de tres lados de límite de propiedad.
  • Falta de supervisión estrecha: el ahogamiento puede ocurrir rápida y silenciosamente en cualquier lugar donde haya agua e incluso en la presencia de salvavidas.  Los gritos y la agitación de brazos no son indicadores claros de ahogamiento. A la distancia, una persona que se está ahogando puede vivir un estado nervioso límite, entrar en pánico y desaparecer en el agua con apenas un salpicón. La publicación de la Guardia Costera de los Estados Unidos, “On Scene”, incluyó en su edición de otoño de 2006 una descripción de la “respuesta instintiva de ahogamiento”, que se puede leer aquí.
  • Ubicación: la mayoría de las víctimas infantiles de ahogamiento menores de cuatro años se ahogaron en piscinas de hogares, mientras que el porcentaje de ahogamientos en entornos de agua naturales, incluidos lagos, ríos y océanos aumenta con la edad.   
     

Otros factores incluyen la falta de chalecos salvavidas al navegar, el uso de alcohol en adolescentes y adultos y enfermedades convulsivas.

 

La siguiente información y los siguientes recordatorios pueden ayudar a hacer que los juegos acuáticos en el jardín sean más seguros:

 

Supervise, supervise, supervise: Designe a un adulto responsable para vigilar a los niños pequeños en todo momento dentro y cerca del agua. Cuando supervisa a niños pequeños y preescolares mientras juegan, el adulto debe estar al alcance de la mano de los niños en todo momento. Ya que el ahogamiento sucede rápida y silenciosamente, los adultos no deben estar realizando otra actividad que los distraiga (leer, hacer tareas del hogar, jugar cartas, hablar por teléfono) mientras supervisan a los niños, incluso cuando están en un lugar público en presencia de un salvavidas en servicio.

 

“A los niños también les encanta jugar en spas e hidromasajes, pero siempre deben estar supervisados y no se les debe permitir hacer el pino en el spa, porque es muy peligroso que el cabello quede atrapado”, dijo Al Rizzo de la Connecticut Spa and Pool Association (Asociación de spas y piscinas de Connecticut). “En cuestión de segundos, el cabello puede quedar atrapado en la boca de salida, por eso siempre recomiendo el uso de gorras de baño a todas las personas con cabello largo”.

 

Asegure, cerque y cierre con pestillo el área de la piscina en el jardín.  Quienes tengan piscinas deben adoptar varios niveles de protección, incluida una cerca de al menos cuatro pies de altura que rodee completamente la piscina con puertas de auto cierre y auto pestillo que se abran hacia afuera. La mejor altura para colocar el pestillo es a la altura de los hombros de un adulto, lejos del alcance de los niños. Lo mejor es una cerca de cuatro lados que separe el área de la pileta completamente de la casa y del jardín.  Si su casa constituye uno de los lados de la “cerca”, coloque alarmas en todas las puertas que conduzcan al área de la piscina.
 

Otro nivel de seguridad es una cubierta de seguridad sobre la piscina activada eléctricamente. El bloqueo automático de puertas o verjas y las alarmas para cercas son otras opciones para impedir el acceso aún más o para dar alertas.


Toda piscina que NO esté completamente cercada con pestillo debe tener una alarma de seguridad adentro. Algunas flotan en el agua, mientras que otras establecen una zona de radares en el área de la piscina. Una visita a un minorista de piscinas debidamente autorizado puede ayudarle a decidir qué alarma será más eficaz para su piscina.


Despeje la piscina, el borde y el área que la rodea. Quite los flotadores, balones y demás juguetes de la piscina y el área que la rodea inmediatamente después de usarlos para que los niños no se tienten a volver a ingresar al área de la piscina sin supervisión. Guarde los bancos, escaleras u otros artículos que los niños pequeños puedan usar para alcanzar el pestillo de la verja.


“No permita que la vegetación obstruya su vista de cualquier área de la piscina, asegúrese de que los muebles para el jardín estén al menos a cuatro pies de distancia del borde de la pileta y recuerde que los juguetes flotantes como balsas y cilindros de gomaespuma no deben ser usados por niños que no naden, a menos que también usen un salvavidas aprobado por la Guardia Costera”, dijo Rizzo. “Los juguetes flotantes son un peligro cuando hay muchos niños en el agua, ya que pueden obstruir la vista óptima”.


La electricidad y el agua no se mezclan. Los accidentes eléctricos se producen debido a cables de conexión a tierra de la piscina inapropiados o defectuosos. Todas las piscinas nuevas deben ser cableadas y conectadas a tierra por un maestro electricista. El inspector de electricidad de su ciudad debe inspeccionar este trabajo antes de que esté terminado. Consulte con el Building Department (Departamento de construcciones) de su ciudad para saber si su piscina se conectó correctamente a tierra y cuándo.


“Si la pileta se conectó a tierra hace más de cinco años, es una buena idea contratar a un maestro electricista autorizado o un instalador de spas y piscinas autorizado con licencia de mantenimiento de piscinas (SP1) para que inspeccione la conexión a tierra de su piscina”, dijo Rizzo. “Ya en lo que va de esta primavera, ha habido accidentes eléctricos relacionados con piscinas en otros estados, incluido un niño de 12 años de Florida que falleció junto con su padre, que trató de salvarlo”.


Promueva el sistema de compañeros.  Haga que “nadar con un compañero” se convierta en un hábito y una regla familiar. 


Brinde lecciones de natación a una edad temprana. Las lecciones de natación formales pueden impedir que los niños pequeños se ahoguen. Sin embargo, incluso cuando los niños han tenido lecciones de natación formales, la observación y supervisión constantes cuando los niños están dentro del agua y las barreras eficaces siguen siendo importantes.


Aprenda RCP. En el tiempo que tardan en llegar los paramédicos, sus habilidades de RCP pueden salvar una vida.

 

Mientras los consumidores toman medidas para garantizar la seguridad óptima en las piscinas de jardín, los legisladores estatales y federales continúan presionando para lograr amparos para los consumidores en la industria de piscinas y spas. La ley Virginia Graeme Baker de seguridad en piscinas y spas de 2008 ordenó que todas las piscinas y spas públicos tuvieran tapas de seguridad de drenajes, y en ciertas circunstancias, un sistema para prevenir atrapamiento.
 

La ley de 2008 también se aplica a la construcción de nuevas piscinas residenciales, asegúrese de que su piscina cumpla con estos códigos de seguridad importantes, incluso si es anterior a la ley. Todos los drenajes principales de las piscinas y los spas deben tener cubiertas diseñadas especialmente que puedan prevenir lesiones por atrapamiento graves y la muerte. Las cubiertas se deben cambiar periódicamente según lo recomiende el fabricante. No nade en una piscina que tenga una cubierta de drenaje principal dañada o que no tenga cubierta.

 

Los trabajadores de piscinas y spas autorizados están calificados para hacer inspecciones de seguridad de piscinas y spas, las cuales se recomiendan cada 12 meses en los spa y las piscinas de hogares.


En 2011 aumentaron las sanciones por realizar trabajos de mantenimiento y de reparación de piscinas sin autorización, y se exigió que los constructores de piscinas estén autorizados.  El 28 de mayo de 2014, el gobernador Dannell Malloy firmó la ley pública 2014-50, que exige que las personas autorizadas completen tres horas de capacitación continua cada dos años, lo que coloca a la persona autorizada en una posición para brindar más protección a los nadadores de Connecticut gracias a autorizaciones y normas de educación más estrictas. 


El comisionado Rubenstein dijo: “Las nuevas normas serán sumamente útiles para lograr que las piscinas sean más seguras y para ayudar a que la gente viva vidas más saludables”. 

 

Contacto de medios: Claudette Carveth
860-713-6022
 


Content Last Modified on 6/9/2014 9:35:32 AM